Un píleo o pileus (del latín ‘copa’) es una nube pequeña y horizontal que puede aparecer encima de un cúmulo o de un cumulonimbo, dando la característica de la apariencia de una gorra o copa. Los pileos (en inglés por el plural de latín, pilei) tienden a cambiar de forma rápidamente.

Se forman por corrientes ascendentes fuertes con aire húmedo de bajas altitudes, causando que el aire se enfríe por debajo de su punto de rocío. Son usualmente indicadores de condiciones climatológicas extremas, y estas pilei encontradas en el tope de nubes cúmulo suelen transformarse en cumulonimbos, como una indicación de corrientes ascendentes fuertes dentro de la nube.

Las nubes que adjuntan pileus frecuentemente agregan el sufijo «pileus» o «con pileus». Por ejemplo, un cúmulonimbo con una pileus agregada, puede llamarse «cumulonimbos con pileus».

Y también se pueden definir a los pileus como nubes lenticulares similares a las que se forman sobre algunas montañas o cordilleras (nubes orográficas) aunque suelen formarse sobre nubes de desarrollo vertical, haciendo en este caso estas nubes de desarrollo vertical el papel de los relieves montañosos.

También conocida como Pileus, se trata de una pequeña nube que aparece encima de otra formación nubosa -cúmulo o cumulonimbo- que se asemeja a un gorro o copa, y tienden a cambiar de forma muy rápidamente.

Nube Mastodóntica

Una nube mastodóntica, mammatus (o mamma1​ o «mammatocumulus») es un término meteorológico aplicado a un patrón de célula que amontona masas de nubes en su base, desarrollando cúmulos o cumulonimbos, y, también en altocúmulos, altoestratos, estratocúmulos, y aún cirros. 2​Su color es normalmente gris azulino, el mismo que el de la nube huésped, pero iluminada directamente por el sol. Otras nubes pueden causar una coloración de rojiza hacia dorada. Las mammatus pueden persistir desde minutos a horas, difuminándose y desapareciendo en ese tiempo.

Fenómeno de oclusión meteorológica visible en una cortina de agua muy fina en Peraitepuy, en La Gran Sabana (Venezuela) que no llega a descargarse por la existencia por debajo de una capa de aire muy cálida y seca que lo impide
Las mammatus solamente se presentan donde hay fenómenos de oclusión, por lo que la nube de tormenta (generalmente, un cumulonimbo) queda aislada en altura, sin corrientes ascendentes ni descendentes importantes, por lo que la caída de gotas de agua se ve impedida por el aire extremadamente seco y cálido que asciende ligeramente hasta cierta altura impidiendo la formación de lluvia. Este proceso puede desencadenar un fenómeno de lluvia débil que no llega a la superficie terrestre, como puede observarse en la imagen tomada al sur de la Gran Sabana en Venezuela. Los cumulonimbos mammatus pueden estar más de 35 km fuera de una tormenta. La atmósfera acompaña con humedad e inestabilidad media y alta, y por debajo una capa baja muy seca. Una corriente ascendente, aunque muy débil, debe ocurrir, moldeando las típicas formas de mammatus (mamas).

También conocida como mammatus, se trata de un término meteorológico aplicado a un patrón de célula que amontona diversas masas nubosas. Sin duda alguna, si tuviésemos que elegir un cielo para rodar una película sobre el juicio final, sería este.

El vacío conocido como Skypunch

Un skypunch es un gran vacío circular o elíptico, que puede aparecer en las nubes cirrocúmulos o altocúmulos. Tales agujeros se forman cuando la temperatura del agua en las nubes está bajo cero, pero el agua no se ha congelado aún debido a la falta de partículas de nucleación de hielo (véase sobrefusión). Cuando los cristales de hielo se forman se pondrá en marcha un efecto dominó, debido al proceso de Bergeron, haciendo que las gotas de agua alrededor de los cristales se evaporen: esto deja un gran agujero en la nube, a menudo circular.1​

Se cree que la introducción de un gran número de pequeños cristales de hielo en la capa de nubes pone en marcha este efecto dominó de evaporación que crea el orificio. Los cristales de hielo pueden formarse por el paso de aeronaves que tienen a menudo una gran reducción de la presión detrás de las puntas del ala o hélice. Esto enfría el aire muy rápidamente, y puede producir una cinta de cristales de hielo que se arrastra en la estela del avión. Estos cristales de hielo se encuentran rodeados por gotas, crecen rápidamente por el proceso de Bergeron, causando que las gotas se evaporen y creen un agujero con rayas en forma de cepillo de cristales de hielo debajo de él. Los artículos de Westbrook y Davies (2010) y Heymsfield et al (2010) explican el proceso con más detalle, y muestran algunas de sus observaciones microfísicas y dinámicas. Estas nubes no son exclusivas de una sola área geográfica y se han fotografiado desde muchos lugares.

Se trata de un gran vacío circular, o elíptico, que se da en las formaciones nubosas de cirrocúmulos o altocúmulos. Estos agujeros entre las nubes se producen cuando la temperatura del agua en las nubes está bajo cero, pero el agua no se ha congelado todavía, debido a la falta de partículas de hielo.

Son las nubes más altas en la atmósfera terrestre, localizadas en la mesosfera a una altitud aproximada entre los 75 y 85 kilómetros. Normalmente son demasiado débiles para ser vistas, y sólo se aprecian cuando la luz del Sol las ilumina desde debajo del horizonte mientras que las capas más bajas de la atmósfera están en la sombra de la Tierra. Las nubes noctilucentes son un fenómeno meteorológico descubierto recientemente y todavía no se comprenden del todo; no hay ninguna evidencia de que fueran vistas antes de 1885. Hay varios tipos de nubes noctilucentes; velos tipo I, bandas tipo II, ondas tipo III y remolinos de nubes tipo IV.

Las nubes noctilucentes solo se forman bajo condiciones muy precisas; su presencia puede ser una pista de los cambios que ocurren en las capas altas de la atmósfera. Desde su descubrimiento, la aparición de nubes noctilucentes ha estado aumentando en frecuencia, brillo y extensión. Se teoriza que su incremento está relacionado con el cambio climático.

Algunas pruebas recientes indican que al menos algunas nubes noctilucentes son resultado de la congelación del agua expulsada por los Transbordadores Espaciales.

También conocidas como noctilucentes o nuctilucentes, son nubes débiles, las más brillantes y dominantes en las capas de nubes polares. Suelen ser visibles durante el crepúsculo y se encuentran en las capas más altas de la atmósfera.

Óptica atmosférica: nubes rojizas

Óptica atmosférica trata de cómo las únicas ópticos propiedades de la atmósfera de la Tierra causan una amplia gama de espectaculares fenómenos ópticos . El color de azul del cielo es un resultado directo de la dispersión de Rayleigh , que redirige mayor frecuencia ( azul ) la luz del sol de nuevo en el campo de visión del observador . Debido a que la luz azul se dispersa más fácilmente que la luz roja, el Sol adquiere un tono rojizo cuando se observa a través de una atmósfera densa , ya que durante un amanecer o atardecer .

Cielo de color rosa / púrpura en Nieuw-Vennep
Adicional materia particulada en el cielo puede dispersar diferentes colores en diferentes ángulos, creando colores, brillantes cielo del anochecer y el amanecer . Dispersión fuera de cristales de hielo y otras partículas en la atmósfera son responsables de halos , resplandores , coronas , rayos crepusculares , y perros del sol . La variación de este tipo de fenómenos se debe a diferentes tamaños de partículas y geometrías.

Mirages son fenómenos ópticos en los que los rayos de luz se doblan debido a las variaciones térmicas en el índice de refracción del aire, produciendo imágenes desplazadas o fuertemente distorsionados de objetos distantes. Otros fenómenos ópticos asociados con esto incluyen el efecto Nueva Zembla , donde el Sol parece elevarse anterior o conjunto más tarde de lo previsto con una forma distorsionada. Una forma espectacular de refracción, llamado el Fata Morgana , se produce con una inversión de la temperatura , en que los objetos en el horizonte o incluso más allá del horizonte (por ejemplo, islas, acantilados, barcos y icebergs) parecen alargado y elevado, como «castillos de cuento» .

Los arco iris son el resultado de una combinación de reflexión interna y la refracción de dispersión de la luz en las gotas de lluvia. Debido a que el arco iris se ven en el lado opuesto del cielo como el sol, el arco iris son más prominentes más cerca está el sol está en el horizonte debido a su mayor distancia entre sí.

Cumulonimbus Incus

Una cumulonimbus incus (del latín incus, ‘yunque’) es una nube cumulonimbus que llega hasta la tropopausa (estabilidad estratosférica) y de forma característica de yunque. Si el ascenso atmosférico es aún fuerte, puede ser vía de paso a movimientos estratosféricos y convertirse en una nube pileus.

Tiene la característica de ser plana en la parte superior. Pueden formar superceldas resultando en severos fenómenos de tormentas, tales como tornados, inundaciones repentinas, etc. El cumulonimbus incus se forma cuando la corriente ascendente es fuerte y vigorosa. Se forman a partir de cumulonimbus calvus que tienen tapas hinchadas.
Un cumulonimbus incus significa que la tormenta se encuentra en su etapa de madurez y puede traer el mal tiempo.

Nubes rodillo

Una “nube rodillo” (también conocida por el término inglés “roll cloud”) es una estructura nubosa alargada, horizontal, con forma de tubo o rodillo que parece rodar lentamente sobre un eje horizontal. Las nubes rodillo suelen estar aisladas o separadas de otras nubes, lo que las diferencia de las “shelf-cloud” o arcus, que aparecen en la base de los cumulonimbus y que en ocasiones tienen un aspecto similar.

La “nube rodillo” se forma en el seno de ondas solitarias.

Esta nube generalmente se corresponde con la especie volutus, incluida en el Atlas Internacional de Nubes por primera vez en la edición de 2017. Las nubes de la especie volutus aparecen la mayor parte de las veces cerca de la superficie. Son, por lo tanto, nubes bajas. Pertenecen al género Stratocumulus, aunque también pueden aparecer, más raramente, en el género de nubes medias Altocumulus.

Uno de los ejemplos más conocidos de “nube rodillo” es la “morning glory cloud”, que aparece en el golfo de Carpentaria, en el norte de Australia.

Nubes Morning Glory

Este raro suceso ocurre sobre todo en el Golfo de Carpentaria, al norte de Australia. En este sitio se enfrentan dos corrientes de brisa marina, llenas de humedad, que se “enredan” y crean una nube alargada y muy baja que flota a unos 100 o 200 metros de altura y llega a extenderse por 1000 km.

Nubes nacaradas

También conocidas como nubes estratosféricas polares, estas raras formaciones se crean a 15 km de altitud y se pueden ver durante el crudo invierno de las zonas de los polos, cuando la temperatura del aire rebasa los -80ºC y la poca humedad que hay en el ambiente se condesa en forma de cristales de hielo.
Como resultado de este fenómeno, los rayos del sol se reflejan en todo el espectro electromagnético e iluminan el cielo cuando la noche comienza a caer.

Nubes Asperatus

Desde nuestra perspectiva terrestre, estas formaciones se ven literalmente como agua en movimiento. Por lo general aparecen en Norteamérica, en las grande llanuras, desde Alberta, en Canadá, hasta Coahuila.
Las Asperatus son también un gran indicador que se viene una tormenta.

También llamadas simplemente asperatus, se trata de otra formación bastante rara, tanto que han sido reconocidas como tal desde hace relativamente poco tiempo. Una formación impresionante, capaz de transformar el cielo en una auténtica obra pictórica.